Cuál es el mejor tratamiento para mi cabello

No todo el mundo debe lavar el cabello con el mismo champú o acondicionador, del mismo modo que cada tipo de cabello necesita un tratamiento independiente y personalizado. El pelo sufre incontables maltratos, desde las condiciones climáticas, como son la contaminación, la lluvia o el viento, hasta las que nosotras mismas nos realizamos con el estrés o las coloraciones. A continuación, vamos a ver cuál es el mejor tratamiento para vuestro cabello.  

Los mejores tratamientos para el cabello

El cabello fino:

Este tipo de cabello puede parecer, si no se le da el tratamiento indicado, que luce sin vida, es por ello que se recomienda, para devolverle algo de cuerpo, secarlo con la cabeza boca abajo, de esta manera, conseguimos despegar las raíces. Además, existen tratamientos para dar tono a este tipo de cabellos. 

Cuidado del cabello fino

El cabello seco:

Caracterizado por carecer de brillo y estar áspero al tacto, este tipo de cabello necesita emplear tratamientos de hidratación para nutrir la fibra en profundidad. Se aconseja aplicar un tratamiento termoactivo antes de manipular el pelo para protegerlo. 

El cabello dañado:

Si le falta brillo y notas que tu cabello está dañado, existen tratamientos para enriquecerlo con vitaminas que regeneran su fibra capilar. Hay que evitar los aparatos de peinado, ya que causan mucho daño al cabello y serían totalmente contraproducentes. 

Cuidado del pelo dañado

El cabello con raíces grasa y puntas secas:

Es uno de los problemas más habituales al que nos enfrentamos. Tenemos que regular el exceso de grasa en nuestro cuero cabelludo sin eliminar esa hidratación de las puntas. Para ello debemos utilizar champús específicos que nos ayuden a solucionar el problema desde la raíz hasta las puntas. De esta manera todo nuestro cabello volverá a recuperar su equilibrio. 

El cabello teñido:

Es común que, después de realizarnos una coloración, el cabello se quede más seco debido a la agresión que se le acaba de provocar. Es por ello, que debemos aplicar mascarillas, las cuales deberán reposar para poder rehidratar el cabello. Existen muchos tratamientos para cabello teñido que evitan que el color no destiña. 

Cuidado del cabellos teñidos

El cabello blanco:

Este tipo de cabello es muy sensible y se deben emplear con él productos específicos. Desde nuestro salón de belleza, recomendamos dependiendo del estado en el que se encuentra el cabello, y comúnmente se le aplican tratamientos desamarilleantes para neutralizar esos reflejos amarillos y lucir un color blanco brillante e hidratado. Estos se pueden aplicar una vez al mes. 

Cuidado del cabello blanco

El cabello rubio:

Por último, nos encontramos con este tipo de pelo, que es el más sensible y fino de los que hay. Los tratamientos para iluminar y despertar el cabello, además de aportarle un mayor brillo y vida, son los que se suelen recomendar.  

Cuidado del cabello rubio

Está claro que todas podemos leer cientos de artículos y determinar cuál es el producto adecuado para nuestro cabello. Pero desde Lorena Morlote, recomendamos que siempre se consulte con un especialista, de esta manera no caeréis en un error. La posibilidad de mejorar la salud de vuestro cabello está al alcance de una pregunta en vuestro salón de belleza favorito. No lo dudéis.  

Dejar un comentario